Para la primera edición del Club de los Preguntones tuve la suerte de que aceptase mi invitación Samuel Gil. Confió ciegamente en una especie de evento petit-comité que todavía es un experimento y no pude agradecérselo más.

Samuel es una de las personas con las que he establecido contacto últimamente y con quien me apetecía mucho tener la oportunidad de hablar tranquilamente. Si no lo conocéis, os animo a que lo sigáis en twitter y os suscribáis a su newsletter porque escribe unos artículos que para mi son oro puro. Cada semana aprendo algo interesante gracias a él. 

En la sesión hablamos de 3 temas: 

La participación de los 20 preguntones fue maravillosa. Ahora hay algo de feedback que tengo que procesar para seguir mejorando:

  • ¿3 temas para abarcar más o concentrarnos en 1 y poder profundizar más? 
  • ¿Enfocarnos exclusivamente en preguntar al invitado o abrir también debate a experiencias/ideas del resto de asistentes? 
  • ¿Tiene sentido la presentación inicial o entramos directamente a las preguntas al invitado? ¿Aporta la presentación inicial valor? 

Mientras tanto, ya estoy pensando en la siguiente sesión 🙂